Programas-de-afiliados

Programas de afiliados

Los programas de afiliados son una de las herramientas más populares del comercio electrónico, ya que ponen al alcance de las PYME recursos que, hasta hace bien poco, estaban...

Los programas de afiliados son una de las herramientas más populares del comercio electrónico, ya que ponen al alcance de las PYME recursos que, hasta hace bien poco, estaban reservados a las grandes corporaciones, puesto que requerían de grandes inversiones económicas.

Cada vez más sitios están utilizando el marketing de afiliación como medio de promoción de sus negocios online, intentando emular al pionero en este tipo de servicio que no fue otro que Amazon.com. Esta empresa anunció en 2002 la obtención de beneficios utilizando únicamente como medio de promoción el marketing de afiliación. También es cierto que este modelo, por sí mismo, no es garantía de éxito.

En el marketing de afiliación hay que tener en cuenta que es necesario disponer de las herramientas tecnológicas necesarias y, sobre todo, diseñar correctamente la estrategia, específica para cada empresa.

En realidad, el marketing de afiliación se utiliza mucho en el mundo offline. Por ejemplo, comprar algo por recomendación de un amigo es una forma gratuita de marketing de afiliación. Con una estrategia adecuada se puede ofrecer beneficios adicionales a todas las partes que intervienen en el proceso: a la página web que soporta la publicidad y a las personas compran. Con una buena campaña aumentará el tráfico de la web y, posiblemente, las ventas.

El mercado está formado por personas, cada una con su motivación para la compra, que hay que tener en cuenta para planificar la estrategia. En este tipo de marketing conseguir la lealtad de los afiliados es determinante para conseguir el éxito del programa. Para ello hay que marcar objetivos y compensaciones por las acciones que realicen estos afiliados, de manera que sea rentable para todos. De otro modo, se corre el riesgo de gastar gran cantidad de dinero sin alcanzar los objetivos, o desanimar a los afiliados y perderlos.

El marketing de afiliación busca generar tráfico hacia la web, a través de banners, contenidos o cualquier otro tipo de información. La responsabilidad del afiliado termina en el momento en el que el usuario accede a la página web anunciada. Es decir, para conseguir un buen rendimiento de este formato también se ha de cuidar el aspecto y la funcionalidad de la página web anunciada.

Hay tres formas de recompensar a los afiliados:

Ventas. Los afiliados reciben un porcentaje de las ventas que hayan llevado a cabo los usuarios que accedieron a la página anunciada en el portal y que llegaron remitidos desde el portal del afiliado.

Registros. En este segundo formato el afiliado recibe una recompensa según la generación de registros. Los usuarios que provienen de la página web del afiliado rellenan el correspondiente formulario con los datos que el anunciante considera oportunos.

Clics. Se puede recompensar a los afiliados por el número de usuarios que accedan a la página web anunciante haciendo clic en el banner ubicado en su web. Es indiferente el tipo de acciones que luego desarrolle el usuario en la web anunciante y esa recompensa no depende de que realice ninguna compra o genere un registro.

Categorias
Marketing

Artículos relacionados